Fridosa y Frigor proyectan exportar 20.000 toneladas de carne bovina a China

Es el volumen inicial previsto para abrir este año el mercado de destino más grande del mundo. El sector ganadero estima producir en la presente gestión 40.000 toneladas de carne deshuesada congelada. Bolivia tiene un hato de más de 10 millones de bovinos.

 

La Cancillería de Bolivia, el viceministerio de Comercio Exterior y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) informaron que el Frigorífico del Oriente S.A. (Fridosa) y el Matadero Frigorífico Santa Cruz S.A. (Frigor) están habilitados para exportar excedentes de carne bovina -deshuesada congelada- a China.

 

La confirmación asoma dos días después de que China, en el acto del ‘Protocolo Sanitario para la Exportación de Carne Bovina de Bolivia a China’, oficializara el Protocolo sobre los requisitos de inspección, cuarentena y sanidad veterinaria para exportar carne bovina desde Bolivia a China.

 

En la presente gestión el sector ganadero de Santa Cruz estima producir unas 40.000 toneladas de carne deshuesada congelada y para 2025 proyecta exportar al menos 117.000 toneladas.

 

El canciller de Bolivia, Diego Pary, refirió que en agosto está previsto el envío del primer lote de carne vacuna a China. No precisó el volumen de la proteína roja animal que se despachará.

 

Indicó que los ganaderos del país le informaron al presidente Evo Morales que Bolivia tiene un hato ganadero que supera las 10 millones de cabezas y que cuenta con las condiciones para doblar la producción.

Por su lado, el viceministro de Comercio Exterior, Benjamín Blanco, en contacto telefónico de un programa televisivo del canal estatal, precisó que Frigor y Fridosa son las dos empresas habilitadas por la Administración General de Aduanas de la República Propular de China para exportar los excedentes de carne bovina a China. No descartó que otra industria cárnica nacional se sume a la operación de comercio exterior.

 

Desde el Senasag, su director nacional Javier Suárez, señaló que Bolivia ha cumplido los requisitos y las exigencias insertas en el protocolo sanitario y que están a la espera de la conformidad de medidas de seguridad -la Aduana de China exigió un holograma de garantía moderno para evitar fraude- en el certificado sanitario que se extenderá a los frigoríficos que exportarán al país asiático.

Industrias cárnicas

 

Con relación a los volúmenes que negocian con el país asiático, el gerente general de Fridosa, Jaime Barrenechea, señaló que todavía es temprano para tener un número exacto.

 

“De lo que estamos seguros es de que el abastecimiento del mercado nacional será siempre nuestra prioridad”, mencionó.

 

Según el ejecutivo, censos realizados por instituciones públicas y privadas determinan que hay una oferta exportable de 20.000 toneladas. En el marco del protocolo sanitario firmado con China, una de las exigencias, es que Bolivia solo podrá exportar cortes que provengan de animales menores a 30 meses de edad.

Barrenechea indicó que Fridosa trabaja con potenciales clientes para adecuarse a sus exigencias de calidad (presentación de los productos) y que están finalizando la validación y aceptación de algunos documentos que deben acompañar los embarques.

 

El gerente general de Frigor, José Fernando Céspedes, coincidió en que en el protocolo sanitario no se ha negociado ni definido un volumen para el mercado chino y que la operación se llevará a cabo en función a la oferta.

 

“Se estima, como país, abrir el mercado del país asiático con unas 20.000 toneladas de carne este año y de ahí aumentar la oferta exportable de forma gradual”, explicó.

 

Aclaró que lo que se ha conseguido de país a país es la convalidación y habilitación de normas sanitarias del mercado boliviano para ingresar al mercado de China y que el siguiente paso es el contacto con empresas privadas, desde el punto de vista comercial, para definir el tipo de corte, el peso del producto y características de empaque, además de la logística para llegar al país asiático.

 

Bolivia cuenta con un hato bovino que supera los 10 millones de cabezas que equivalen a 260.000 toneladas de carne, siendo Santa Cruz el mayor productor con un 43% del total, seguido por Beni con un 31%. Este año, cabañas pecuarias cruceñas exportaron toros reproductores y matrices (vacas) a Ecuador y semen a Brasil.

 

Fuente: El Deber