Tunas cerró la Bioceánica Soyeros dividos, unos se movilizan y otros negocian

La problemática de los productores de soya, vislumbra un panorama dividido. Mientras un grupo mantiene bloqueos en San Julián, la carretera Bioceánica y la vía férrea; otro negocia de manera privada con los industriales y cierra acuerdos, en torno al precio del “grano de oro”.

 

Hoy, los productores de soya de San Julian, cumplen nueve días de bloqueo. El miércoles la policía habilitó la vía en Cuatro Cañadas, haciendo uso de agentes químicos, sin embargo, ayer, por la mañana, se unieron a la medida de presión los soyeros de la localidad de Tunas del municipio de Pailón. Éstos cerraron la carretera Bioceánica y la vía férrea, en demanda de “precios correctos y justos”, por la tonelada del grano.

Horas más tarde, los productores del norte cruceño protagonizaron una marcha desde la localidad de San Pedro hasta la ciudad de Santa Cruz, donde instalaron un mítin de protesta en afueras de Nutrioil. En esta movilización se hizo presente Marcelo Pantoja, presidente de la Asociación de productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), quien demandó de los industriales respeto a los productores, dijo que los precios en el mercado internacional están en ascenso, por lo que consideró que la oferta para el sector “puede mejorar”. Anunció que como institución seguirán trabajando en distintas instancias, por el crecimiento de la producción y el bienestar de los agricultores.

A su turno, Guillermo Rivero, presidente de la Cámara Nacional de Industrias Oleaginosas de Bolivia (Caniob), calificó de perjudiciales, incluso para los mismos productores, los bloqueos instalados en el departamento. Afirmó que “gran cantidad de soyeros ya cerraron acuerdos con las industrias”. En la misma línea, sostuvo que desde la pasada semana, se realizan negociaciones privadas “con buenos resultados”, entre ambas partes.

Además, dijo que se prevé un refinanciamiento de deudas para los productores que fueron afectados por las condiciones climáticas, al empezar esta gestión. Añadió que la industria busca coadyuvar con otros beneficios a los productores, tomando en cuenta que dentro de la cadena productiva, todos resultan afectados por la actual situación internacional. En ese marco, convocó a los productores que aún no se acercaron a las industrias a “negociar en el marco del respeto”.

SECTORES AFECTADOS

Oscar Ciro Pereira, presidente de la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), consideró justa la demanda de los soyeros y manifestó su respaldo, pero instó al sector a buscar otros mecanismos para solucionar el conflicto, toda vez que las pérdidas para los ganaderos, sobretodo del Beni, son significativas ya que se impide la llegada de cabezas de ganado que son faneadas en Santa Cruz.

 

Fuente: Periódico La Estrella del Oriente