Soyeros radicalizan protestas y Gobierno observa fines políticos

Los productores de soya de Santa Cruz radicalizaron ayer sus medidas de presión con un paro cívico, una marcha y el incremento de los puntos de bloqueo, exigiendo que las empresas que compran este grano suban el precio que pagan por tonelada, mientras el Gobierno denunció que la movilización está tomando un perfil político.

 

“El bloqueo de San Julián se está distorsionando, porque hay personas entre los dirigentes que promueven el bloqueo como el señor Félix Martínez y el señor (Hugo) Flores, que tienen algunos acuerdos políticos con algunos sectores de oposición, concretamente con el gobernador (de La Paz, Félix)

Patzi, para garantizar sus candidaturas políticas están promoviendo por un interés político particular”, denunció Romero en conferencia de prensa.

Los movilizados, que cumplen su noveno día de protesta, ampliaron los puntos de bloqueo a la comunidad de Las Tunas, en Pailón, afectando el tránsito en la carretera a Brasil.

Asimismo, el bloqueo en San Julián, en la carretera Santa Cruz-Beni, se mantiene inalterable por los productores de soya.

El ministro Romero aseguró que el Ejecutivo no dejará solos a los pequeños productores, pero aclaró que no está en sus manos regular el precio de la soya. Dijo que se podrá dialogar si los movilizados levantan los puntos de bloqueos, pedido que fue descartado por los productores de soya.

 

Fuente: Periódico La Prensa