Anapo posterga sus movilizaciones tras llegar a un acuerdo con el Gobierno

Productores esperan que la reglamentación del decreto 3920 elimine las trabas burocráticas para exportar el grano de soya. Asimismo, estiman que en pocos días saldría la metodología de aprobación de dos nuevos eventos genéticamente mejorados en soya. Aún queda pendiente el tema del “Precio justo” para el grano oleaginoso.

 

Después de una reunión que duró más de tres horas, los soyeros llegaron a un acuerdo con el Gobierno nacional al lograr consensuar cinco de las seis peticiones que tenían los productores, faltando solo el tema de un “precio justo” para el “grano de oro” que continuaran trabajando conjuntamente con la industria.

 

Marcelo Pantoja, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), informó que tras reunirse con el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Cesar Cocarico, y lograr un gran avance en cuanto a las peticiones que tenían los productores de soya, decidieron dejar sin efecto las medidas de protesta que tenían pensado realizar desde mañana con el “Tractorazo”.

 

“Hemos logrado la liberación del 60% de la producción de soya para la exportación a través de la promulgación de un Decreto Supremo (DS 3920). Ahora estamos trabajando para que en su reglamentación estipule que no exista ningún tipo de traba burocrática, es decir sin permisos de exportación, ni certificados de abastecimiento del mercado interno”, comentó el titular de Anapo.

 

Pantoja también indicó que solicitaron que se acelere la aprobación de los eventos de biotecnología en soya para los productores para que puedan ser utilizados a partir de la campaña agrícola de verano 2019-2020.

 

“Hemos hablado muchísimo de biotecnología y creemos que estamos a pocos días de tener la metodología de aprobación de estos dos eventos nuevos en soya como es el HB4 y la Intacta que permitirá a los agricultores ser más productivos y tener mejores condiciones de producción”, dijo el representante de los agricultores de oleaginosas.

Asimismo, solicitaron la reprogramación de deudas de los productores con las entidades financieras y la creación de un Fondo de Reactivación Económica para la compra de deudas de los productores con los proveedores de insumos, con tasas de interés productivo y a diez años plazo.   

 

“También hemos hablado de ayudar un poco a resolver la situación económica y financiera de los productores, los cuales están agobiados ya que hasta la fecha no han podido cerrar el precio de la soya, situación que ha llevado a que incumplan sus compromisos con las casas de insumos, las proveedoras de maquinaria, la industria y a la Banca. Llegando a un compromiso con el Gobierno de reprogramación de los créditos que tenemos todos productores con el sector financiero, sin que esto implique un cambio de categoría”, reveló Pantoja, al señalar que adicionalmente hay una intención de parte del Gobierno para que el Bando de Desarrollo Productivo (BDP) pueda ayudar en la compra de la cartera de créditos que tiene los productores con las casas proveedoras de insumos y maquinaria, aliviando de esta manera al agricultor a corto plazo.

 

Además, conversaron sobre la compra de urea a “precio justo” para los productores bolivianos relacionado con el precio de exportación a los mercados externos.

 

“En el tema de la urea solicitamos al Ministro Cocarico que nos ayude a negociar el precio Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) ya que seguimos hablando que estamos comprando este fertilizante a un precio diferente al de exportación, por cuanto creemos que se puede mejorar un poco el precio ya que éste tiene que ser más bajo para los productores”, declaró el presidente de Anapo.

QUEDA PENDIENTE EL “PRECIO JUSTO” DEL GRANO DE SOYA

Pantoja dio a conocer que a un está pendiente el tema de un “precio justo” de 300 dólares por la tonelada de grano de soya a las agroindustrias.

 

“A partir de hoy estaremos solicitando reuniones con la industria para negociar el precio con cada una de las industrias de forma individual, por cuanto nos declaramos en emergencia para conseguir el precio justo”, acotó el titular de los soyeros.

 

En este marco, el ministro Cocarico, manifestó que cree que la industria está en posibilidades de pagar un poco más a los productores, tomando en cuenta que el precio internacional de este grano oleaginoso está mejorando.

 

“Reiteró creo que la industria puede pagar un poco más a nuestros productores, de tal forma que puedan recuperar su costo de producción. Con la oferta que está haciendo la industria de 225 a 230 dólares por tonelada, estamos prácticamente matando a nuestros productores. En las reuniones internas que teníamos les decía que si nosotros no incentivamos a nuevo productor, al año vamos a disminuir nuestros estándares de producción, por tanto también será afectada la industria”, lamentó el ministro de la cartera.

 

La autoridad añadió que actualmente el precio de referencia de Rosario está en 340 dólares la tonelada.

 

 

Fuente: Publiagro