Gobierno dio a conocer que atendió a tres pedidos del sector productivo

Con la aprobación del Decreto Supremo 3920 y la conminación al Comité de Bioseguridad para que la próxima semana tenga listo la reglamentación para la implementación de dos eventos nuevos de semillas genéticamente modificadas que beneficiara a los productores soyeros, el Gobierno nacional enfatizó que atendió a tres pedidos del agro.

 

Cesar Cocarico, ministro de Desarrollo Rural y Tierras, comentó que el pedido de los productores está orientado en tres aspectos como; la liberación de las exportaciones de soya con el objetivo de negociar mejores condiciones este grano con la industria, el refinanciamiento de los créditos bancarios y la última solicitud era el acelerar la reglamentación de Comité de Bioseguridad con relación a la aprobación de nuevos eventos biotecnológicos en soya.

 

“El Decreto Supremo 3920 textualmente dice que se autoriza la exportación del grano de soya equivalente al 60% de la producción nacional de la gestión anterior, según datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero también dice que esto se realizara previa justificación de suficiencia y abastecimiento del mercado interno ya que de la producción de soya dependen otros rubros como la avícola, porcinocultura y ganadería bovina, no podemos desamparar a estos sectores”, indicó Cocarico, al enfatizar que ya no se está hablando de cupos, sino de la exportación con carácter permanente.

También explicó que en el artículo de disposición transitoria de este decreto indica que se tiene que elaborar un reglamento que pueda agilizar los procesos de exportación de la soya.

 

“Hemos establecido que en cinco días elaboraremos el reglamento que tiene que agilizar los procesos de exportación, se trata de desburocratizar la exportación”, dijo la autoridad nacional.

 

Asimismo, Cocarico resaltó que este decreto en su disposición adicional única señala que el Ministerio de Economía mediante la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), tiene que atender las solicitudes de reprogramación de créditos financieros.

 

“En el párrafo segundo dice textualmente, la ASFI deberá efectuar el control y seguimiento de las reprogramaciones solicitadas y no solamente de los productores, sino de las empresas de insumos quienes también se pueden plegar a este beneficio”, apuntó Cocarico, al enfatizar que este el Gobierno a través de este decreto atendió las dos primeras inquietudes del sector productor que son; la liberación de las exportaciones y al mismo tiempo la reprogramación de deudas en el sistema financiero.

Además, acotó que la tercera exigencia de los productores era la autorización de un nuevo evento en soya genéticamente mejorado, pero que el Gobierno está trabajando para la aprobación de dos nuevos eventos (HB4 e Intacta) para el sector oleaginoso.

 

“Hemos tenido algunas complicaciones con en el Comité de Bioseguridad, ya que está empezando a funcionar y lo primero que tiene que hacer es la reglamentación correspondiente para la implementación de los dos nuevos eventos, yo estimo que en esta semana o en la próxima ya tendremos esta reglamentación y los productores podrán tener nuevas herramientas en sus manos”, finalizó el titular de la cartera.

 

Fuente: Publiagro