Cañeros descartan que se vaya a deforestar para etanol

La Comisión Nacional de Productores Cañeros de Bolivia (Concabol) y la Unión Agroindustrial de Cañeros (Unagro) aseguraron que la producción de etanol no involucra la deforestación de nuevas hectáreas de bosques por al menos cinco años.

 

Los productores aseguran que la frontera agrícola por ahora no requiere ser ampliada por la baja venta de alcohol anhidro al Gobierno nacional.

El presidente de la Concabol, Óscar Alberto Arnez, explicó que la estatal petrolera comprometió la compra de 148 millones de litros de etanol a los cañeros de Santa Cruz, de mayo de 2019 a mayo de 2020. Pero, de esa cifra, hasta la fecha sólo se vendieron de 7 a 8 millones de miles de litros, lo que no representa ni el 10 por ciento de la cifra comprometida. “El alcohol no está generando casi nada. Sólo son 10 millones de 148 millones”, dijo Arnez.

 

El dirigente lamentó que el Gobierno, en 2018, no haya cumplido la proyección de compra gradual de 350 millones de litros de etanol. Para alcanzar esa meta, hubiera sido necesario ampliar la frontera agrícola.

 

Pero las ventas no fueron las esperadas y este año el sector cañero tiene sobreproducción de azúcar y etanol, que están almacenados.

 

El representante aseguró que no es necesario deforestar para ampliar los cultivos de caña por lo menos 5 o 10 años más, por la falta de mercado para el etanol. 

Aclaró que antes de deforestar, el sector priorizará optimizar la cosecha de caña por hectárea. Actualmente, se cosecha 47 toneladas por hectárea. En 2018 se sembraron 1.600 hectáreas de caña, lo que representa un incremento del 10 por ciento en comparación con la siembra de 2017.

 

Fuente: Los Tiempos