La producción de trigo no cubre ni el 30% de la demanda

En el país el consumo per capita de harina de trigo es de 53 kilogramos y se tiene una demanda de 700 mil toneladas anuales, pero la producción local no llega a cubrir ni el 30 por ciento, según datos de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo).

 

Además, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), el 95 por ciento de las importaciones proviene de Argentina.

 

Sólo en 2017, Bolivia importó 480.443 toneladas en grano y procesado en harina, mientras que la producción de trigo en el país en el mismo año alcanzó las 170.645 toneladas (26 por ciento del total). Para 2018, las importaciones bajaron a 350 mil toneladas.

En Bolivia el trigo rinde en promedio 1,2 toneladas por hectárea, pero en Argentina es de cerca de 3 toneladas, lo que la hace más competitivo, indicó la responsable de Estadísticas del IBCE, Ximena León.

 

La semana pasada el Gobierno aprobó un decreto supremo en el que dispone que la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) pague 330 dólares por tonelada de trigo, anteriormente se acordó pagar 320 dólares. El objetivo es incrementar la producción y reducir la importación del grano.

El aumento del pago busca reducir el déficit de producción que se tiene con este grano, pues actualmente la oferta es del 42 por ciento, mientras que la otra cantidad, procesada en harina, es internada, principalmente, desde Argentina.

 

El gerente de Emapa, Eugenio Rojas, mencionó que, tras una evaluación, se observó que entre 2011 y 2015, el precio internacional del trigo registraba 400 dólares la tonelada, pero desde 2016 cayó por debajo de 300 dólares.

 

IMPORTACIONES DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

En lo que va de 2019, ya se importó 64 mil toneladas de trigo (53 mil en harina y el resto en grano).

En 2018, se importó 350 mil toneladas de trigo (276 mil en harina y el resto en grano).

2017, Bolivia compró 480.443 toneladas en grano y procesado en harina.

En 2016, la cantidad que llegó del extranjero fue de 376.906 toneladas.

En 2017, la producción de trigo en el país alcanzó a 170.645 toneladas, con una superficie sembrada de 109 mil hectáreas y un rendimiento de 1,57 toneladas por hectárea.

 

Fuente: La Prensa