Planta de urea no supera dificultades y está paralizada por quinta vez

La planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo está paralizada por quinta vez. Se presume que se trata de un problema grave en la turbina de compresión de aire que obligó a la petrolera a realizar un paro programado por 17 días, informaron trabajadores y expertos del sector a Money Bolivia.

 

El informe al que tuvo acceso money.com.bo refiere que el inicio de la parada programada es desde el 13 de marzo y se prolongará hasta fin de mes.

 

En la actualidad, personal clave extranjero y nacional realizan la supervisión de todas las tareas de las dos plantas de amoniaco y urea.

 

Miembros de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) efectúan el mantenimiento de la planta. En tanto, YPFB Chaco apoya con personal de la Central de Bulo Bulo. Asimismo, la Empresa Nacional de Energía (ENDE Andina) respalda con algunos operarios y la empresa de metal mecánica, Sermaq, se hace cargo de los servicios generales.

 

Consultado al respecto el senador Demócrata, Óscar Ortiz, dijo que hay problemas técnicos y logísticos y que los almacenes están llenos y no tienen a quien vender el volumen ya producido.

 

Se envió un cuestionario a la estatal petrolera YPFB, pero no se obtuvo respuesta.

Paralizaciones

 

La planta de urea y amoniaco de Bulo Bulo ha sufrido estos problemas de manera constante desde el inicio de operaciones.

 

La primera vez que la planta tuvo que parar fue a inicios de diciembre de 2017. La planta no operó de manera regular hasta el 12 de enero de 2018.

 

Luego, en marzo pasado, se conoció de un segundo mantenimiento programado. Posteriormente, se tuvieron otros paros.

 

La última vez fue el 18 de noviembre de 2018. En aquel entonces, la información también se filtró, pues YPFB no brindó ninguna explicación.

 

Entonces, se trataba del mismo problema que no logró ser resuelto de manera definitiva, pese a que se tuvo la llegada de expertos venezolanos y en otra oportunidad fueron coreanos.

Inversión y contrato

 

En septiembre de 2013 se inició la construcción de la planta de amoniaco y urea y fue inaugurada en septiembre de 2017 para producir 2.100 toneladas por día.

 

La inversión para la factoría alcanzó los 960 millones de dólares.

 

A fines de enero pasado, tras el contrato de compraventa de urea con la compañía Keytrade, que comercializa el fertilizante en tres estados de Brasil, YPFB informó que por la venta de 335 mil toneladas del fertilizante percibirán 200 millones de dólares en los próximos dos años.

 

El objetivo de la planta era generar un producto que pudiera ser comercializado tanto en el ámbito local como internacional. Sin embargo, en numerosas oportunidades se cuestionó la rentabilidad de esta planta por la baja demanda.

 

Planta pasó varias dificultades

 

La planta costó 960 millones de dólares y comenzó a ser construida el 2013. La firma Samsung, que estuvo a cargo de la ejecución del proyecto, debió entregarlo en enero de 2017. La planta tiene una capacidad para producir 2.100 toneladas métricas diarias de urea y 1.200 de amoniaco.

 

En 2017 llegaron denuncias por un derrame de amonio. En junio de 2018 se conoció los estudios de laboratorios de aguas, suelos y aire realizados en dos sectores del río Muñecas. Los resultados develaron un nivel de amonio (N) que oscila entre los seis y 11 miligramos por litro (mg/l), más de lo que establece la Ley 1333 de Medio Ambiente, que es de 4.

 

Fuente: Periódico La Prensa