Ambientalistas cuestionan agrocombustibles

Oleaginosas apuntalarán producción de biodiesel. Productividad de soya no se incrementó desde hace más de una década.

 

En un escenario polémico cinco ingenios de Santa Cruz ejecutaron fuertes inversiones para generar alcohol anhidro y apuntalar la producción de etanol en los siguientes años. Un acuerdo celebrado en marzo pasado entre el sector privado cruceño y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) contempla la producción hacia 2025 de un volumen de 380 millones de litros de alcohol anhidro, que será utilizado como aditivo en la gasolina.

 

El nuevo carburante comenzó a ser distribuido desde noviembre pasado en cuatro departamentos con el nombre de Súper Etanol-92.

 

Desde noviembre hasta hoy YPFB ha comercializado más de 120 millones de litros de etanol que incorpora hasta 12 por ciento del aditivo por litro de carburante producido por las refinerías.

PRODUCTIVIDAD

 

La experta medioambientalista Teresa Flores observó que desde la implantación de las semillas modificadas resistentes al pesticida glifosato no se logró saltos en la productividad de la oleaginosas. Hoy se mantiene en alrededor de dos toneladas por hectáreas cuando Brasil registra más del doble.

 

Probioma, que lidera los cuestionamientos a la ampliación de la frontera agrícola, expuso sus reparos sobre la deforestación que en el departamento en los siguientes años. Miguel Ángel Crespo, que dirige la organización, sostuvo que el bioetanol que fue difundido por el Gobierno como el primer “combustible verde” del país, no es precisamente tal porque la maquinaria que producirá caña de azúcar tanto en el campo como en los procesos industriales registra altas emanaciones de Dióxido de Carbono (CO2).

 

Según Crespo, Santa Cruz es el departamento que más deforesta en Bolivia, mientras que Carlos Pinto experto de la Fundación Amigos de la Naturaleza, señaló que los mayores riesgos de incendios forestales se encuentras precisamente en Santa Cruz debido a la fragilidad de la región, producto de la ampliación de la frontera agrícola y de la aparición de pastizales en vez de la cobertura forestal.

 

INVERSIONES

 

El proyecto público – privado, demandará una inversión entre 1.500 a 1.600 millones de dólares en los siguientes años y generará entre 7.000 y 10.000 puestos laborales en el sector cañero estimó el presidente Evo Morales, quien estuvo presente en la firma del acta de entendimiento de marzo pasado entre el sector privado y YPFB en la capital cruceña.

 

Según las declaraciones del Presidente, la producción de etanol afectará positivamente al crecimiento de la economía nacional, al menos en 0.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

 

Otro impacto esperado se refiere a la atenuación de las emisiones de C02 en 6 por ciento, aspecto que fue observado por Probioma que demandó un balance entre el interés mercantilista de los ingenios y los derechos medioambientales del país.

BIODIÉSEL

 

El Gobierno aprobó la producción de biodiésel para lo cual autorizó la aplicación de la segunda variedad de soya modificada (HB4). Se estima que se ampliará la deforestación en 250.000 hectáreas tanto en la zona de expansión este de la ciudad como en el norte integrado. Crespo vinculó a la empresa Argentina Bioceres que proveerá de semilla HB4 a la transnacional Monsanto, que tiene, dijo, 11.000 procesos judiciales por el efecto cancerígeno del pesticida glifosato que comercializa a nivel mundial.

 

Por otro lado, el Ministerio de Hidrocarburos suscribirá convenios con el sector privado soyero este lunes para incorporar el sorgo a la producción de biodiésel. La oleaginosa es uno de los cultivos de rotación de la soya y se destina generalmente en Bolivia para alimento balanceado.

 

SE RECUPERÓ PRODUCCIÓN DE SORGO

 

Los productores de sorgo de Santa Cruz alcanzan un desempeño productivo notable. Con datos de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), este sector batió récord al producir 921.914 toneladas de dicho grano, 610.818 toneladas más que en 2016. Igual de relevante es la expansión de la superficie cultivada, que aumentó de 238.000 a 376.500 hectáreas en igual período.

 

Según el gerente de Planificación de Anapo, Jaime Hernández, este año se registró una mayor siembra y producción de sorgo debido a que este grano desplazó las áreas tradicionales de siembra de girasol en la campaña agrícola de invierno.

 

Muchos productores no sembraron girasol por los altos costos de producción y las plagas, totaquis y sclerotinia, y privilegiaron el sorgo para garantizar la cobertura de rastrojo en el suelo para la siembra de soya en la campaña de verano 2018, según publicó ayer un matutino cruceño.

 

PRINCIPALES GRUPOS ECONÓMICOS

 

GRUPO RODA

El presidente de Directorio de la empresa azucarera, Aguaí, Cristóbal Roda, anunció inversiones en las nuevas instalaciones del ingenio Aguaí que datan de hace tres años. La planta está localizada en el norte de la ciudad. Parte de la inversión que supera 250 millones de dólares tuvo su origen en la bolsa y en entidades financieras. Pertenece al poderoso Grupo Roda.

 

INGENIO GUABIRÁ

El gerente de la planta de Guabirá en la ciudad de Montero, Mariano Aguilera, señaló que están en condiciones de invertir parte de los 1.600 millones de dólares en los siguientes años y duplicar la producción de caña. Guabirá como empresa no produce caña, son los trabajadores que son a la vez socios del ingenio, quienes proveen la materia prima que tiene capacidad de 20.000 toneladas de molienda diaria, la mayor del sector.

 

INGENIO UNAGRO

El presidente del ingenio Unagro, Luis Fernando Barbery, recientemente elegido presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), calificó como un «hecho histórico» el acuerdo suscrito en marzo de 2018. Dijo que el abastecimiento de azúcar está plenamente garantizado para el consumo nacional.

 

Barbery habló de «un bajísimo» impacto medioambiental aunque el sector estimó que se incrementarán hasta 420.000 hectáreas de cultivos de caña y soya. En marzo del año pasado existían 142.000 has. de caña sembradas.

 

Fuente: Periódico El Diario