Lavive Yáñez, la mujer que decidió “rodear ” la ganadería beniana

En su hacienda El Naranjal tiene unos 700 “vientres”. Apuesta por la raza Nelore y con su hija trabaja para mejorarla. Todos los días está en el campo rodeando su ganado

 

Los días para Lavive Yáñez en su hacienda El Naranjal, en Santa Rosa del Yucuma, Beni, comienzan de madrugada, cuando tiene que salir a caballo, a rodear su ganado, unos 700 “vientres”, como llama a sus reses. Produce torillo. Unos cuatro peones la acompañan en su faena diaria que la cumple a campo abierto, durante todo el día.

Sus tareas pasan por controlar que los potreros de su propiedad, las aguadas (donde beben agua las reses) y corrales estén en buenas condiciones y revisar el estado de su ganado.

“Contamos con un sistema de rodeo con el que hacemos toda la faena en el campo y para eso tenemos que levantarnos temprano, porque recorrer un campo toma más de dos horas y se te va la mañana. Organizamos el recorrido en función de los campos que tenemos, y para eso hay que montar caballo”, cuenta la ganadera beniana.

Lo primero es cuidar que los terneros o reses adultas que tienen alguna enfermedad no estén entre con los sanos. “No podemos llevar todo el tiempo el ganado enfermo al corral”, añade .

La segunda parte de la faena pasa por “ponerle sal” al ganado, lo que implica incluir este mineral en la alimentación de las reses para su óptimo crecimiento. ¿Lo siguiente? Revisar las alambradas que cercan su propiedad y verificar que ganado vecino no hubiese ingresado a su hacienda. La ganadera cuida mucho este factor porque está embarcada en el mejoramiento de sus reses. Apuesta por la raza Nelore, ideal para la producción de carne y de leche. “Es una raza de res muy resistente, pero además son bellos, imponentes, tienen fiereza”, expresa. Su hija, que también se llama Lavive, graduada en zootecnia y agronegocios, la ayuda en su objetivo.

“Cuando se está luchando por la genética y se invierte tanto, se tiene que cuidar que el toro esté en tus campos”, remarca. Cada toro que Lavive Yáñez adquiere para mejorar su ganado tiene un precio promedio de 1.500 dólares y cada animal le permite preñar a unas 25 vacas.

Y para seguir mejorando su ganado tiene que estar pendiente de las vacunas que requieren sus animales, para protegerlos de la aftosa, por ejemplo, y debe proveerles de las vitaminas que precisan. “Son las exigencias del mercado y al tener un ganado de buena calidad tienes mayor capacidad de comercialización y de preñez del animal”, sostiene.

Como Lavive está hecha de una gran voluntad y determinación, comenzó a sembrar pasto porque quiere criar y engordar los torillos que ahora produce. “Estoy luchando para alcanzar mis potreros de engorde”, afirma esta mujer que nació en Reyes en 1965, pero que desde sus 13 años vivió en la ciudad de La Paz, hasta 2006, aproximadamente.

Durante ese tiempo estudió comunicación social, se dedicó al periodismo y la comunicación institucional en el Ministerio de Salud, el Congreso y otros. Pero esos años de ciudad no le hicieron olvidar todo lo que aprendió en el campo beniano, cuando era niña, de la mano de su padre Julio Yáñez, un hombre de ganado reconocido en Beni.

La muestra es su desenvolvimiento exitoso en la ganadería beniana, un espacio aún reservado para los varones, sobre todo en la dirigencia. “Más difícil que trabajar en el campo y lidiar con los toros y vacas es lidiar con la institucionalidad ganadera, que tiene dueño”, expresa esta beniana con una sonrisa que muestra su encanto femenino, que sus compañeros de universidad en La Paz recuerdan, ese encanto sumado a su energía, jugando fútbol con toda fiereza, poniéndose al frente de los varones.

Ganadería en Beni

• Cifras De acuerdo a información de la página web de Fegabeni, la ganadería en Beni tiene un patrimonio cercano a los 1.200 millones de dólares.
• Inversión Ese patrimonio está invertido de la siguiente manera: 779 millones de dólares en cabezas de ganado bovino y equino, 258.585 en tenencia de tierras, 90.277 en infraestructura y 64.889 en maquinaria y equipo.
• Producción Beni genera una producción ganadera de más de $us 180 millones al año.
• Gremio La actividad ganadera está agrupada en la Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni), fundada en 1968.
• Socios Fegabeni está constituida por 31 asociaciones de ganaderos de Beni y Pando.

 

Fuente: Periódico Página Siete