Yuca, cultivo noble (Proyecto del CIAT)

Se están  evaluando 20 variedades de Yuca como parte de un proyecto,  con el objetivo de mejorar el rendimiento, la calidad de la raíz, el manejo  y la calendarización para la siembra de este importante cultivo,  que es de consumo masivo en la ciudad cruceña.

En el Centro Experimental de Saavedra que forma parte del Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT), a la cabeza de Juan Carlos Mejía, Director del área de transferencia y tecnología, se están  evaluando 20 variedades de Yuca como parte de un proyecto,  con el objetivo de mejorar el rendimiento, la calidad de la raíz, el manejo  y la calendarización para la siembra de este importante cultivo,  que es de consumo masivo en la ciudad cruceña.

 

La yuca es una raíz que está presente en todo momento para su consumo y la podemos encontrar desde un hotel 5 estrellas hasta en el mercado más popular de Santa Cruz, como también en todas las casas de los diferentes estratos sociales, así lo expresó el encargado del proyecto.

Para el CIAT, el cultivo de la yuca tiene que tener un calendario concreto

“En ese sentido es inconcebible que no se pueda tener un proyecto para mejorar la calidad, y el manejo del cultivo”.

 

Para la realización de este proyecto Yuca se recolectaron 20 variedades de diferentes zonas productoras de Santa Cruz,  y es a partir de este minucioso trabajo que se va a determinar el rendimiento de cada variedad para saber si conviene o no tenerlas ya sea para producir almidón o harina de yuca.

Zonas donde se han recolectado las variedades de yuca y sus nombres.

 

El Torno, Cotoca, zona de la Chiquitanía (San José, Roboré), San Matías, comunidad Santo Corazón, además de la zona Sara Ichilo Yapacaní. Entre los nombres de las variedades recolectadas se encuentran: la Porongueña, rama negra, la hoja menuda, la majo, la yema de huevo, la chiquitana blanca, chiquitana amarilla, la josesana y muchas otras más. También se ha cultivado en los Valles en la zona de Quirusillas y Vallegrande (Masicurí), por lo cual es un cultivo muy noble que se encuentra prácticamente en todo el departamento de Santa Cruz y se espera que a partir de este proyecto de investigación se pueda difundir a otras regiones del País.

 

Otro aspecto importante a tomar en cuenta en el manejo de este tema, es el de ver el consumo de la raíz en fresco, las características que las mismas deben tener como ser: fácil de pelar, la raíz tiene que estar muy bien formada, y tener una cierta capacidad de aguante o resistencia una vez que sea cosechada.

 

Todos estos factores van a determinar que el CIAT pueda obtener a partir de este proyecto de investigación la identificación de Yucas que sean potenciales con componentes de calidad para el mercado y de uso culinario.

 

Juan Carlos Mejía responsable de este proyecto yuca, manifestó que les interesa el tema de procesamiento en una fase primaria por el almidón y la harina de Yuca.

 

“En Santa Cruz consumimos bastante cuñape, masaco de yuca y otros horneados que se hacen a base de almidón de Yuca, por lo cual es un departamento altamente consumidor de almidón y por eso es conveniente trabajar en que variedades nos podrían aportar con mayor cantidad de almidón “También hizo referencia a que poco a poco la población brasileña en Santa Cruz se está introduciendo en la cocina boliviana.

 

“Tenemos una población brasilera muy alta en Santa Cruz, que demanda una buena fariña, entonces ahí estamos apuntando con este proyecto de yuca, para tener variedades, con un mejor rendimiento, variedades con mejor uso culinario, variedades que nos aguanten más tiempo una vez que cosechamos y también variedades que puedan estar orientadas al procesamiento de lo que es la industrialización”, dijo Mejía.

 

Al margen de obtener los rendimientos para el cultivo de la yuca, también en el proyecto se  ha visto conveniente hacer una calendarización de siembra con la finalidad de garantizar una producción continua para este cultivo, pues  es de conocimiento para muchos productores que entre los meses de mayo y agosto tradicionalmente se hace la siembra.

 

“Queremos también que a partir de este trabajo y subsiguientes trabajos de investigación que se han hecho en base a la calendarización, poder tener siempre yuca fresca para ofrecer al mercado y evitar que el productor tenga que hacer zonas de siembra, porque teniendo una buena calendarización, sembrando cada mes o cada dos meses, el productor tendrá todo el tiempo yuca de buena calidad y variedad seleccionada para que pueda jugar con los precios del mercado”, manifestó Mejía.

Rendimientos que se pretenden alcanzar con el proyecto yuca.

 

Se tiene estimado para el departamento cruceño alcanzar un promedio en rendimiento de 10 a 12 toneladas por hectáreas en el campo, pretendiendo alcanzar con un buen manejo y realizando una buena identificación de variedades, además de la calendarización para su cultivo un estimado de 15 a 20 toneladas en condiciones de productor.

Aporte del proyecto yuca para el productor.

 

Este proyecto será de gran aporte para los pequeños y medianos productores, principalmente para el pequeño desde el punto de vista de agricultura familiar.

Fases de estudios en investigación para la yuca.

 

Siempre se ha hablado de que estudios se pueden hacen en temas de yuca, al margen de sólo cultivo.

“Se puede estudiar el tema de suplementación animal de la hoja, temas de asociaciones del cultivo de yuca, podemos asociar con algún cultivo anual en una misma parcela y podríamos sacar dos cosechas, puede ser con un frejol o con un maíz”, explicó el experto.

 

Mejía destacó que se realizaran pruebas en base a experiencias que ya se han dado en Centro América y dijo que “Todo eso orientado a qué hacemos mejor, desde el punto de vista en obtener una mejor cosecha de yuca, más rendimiento por área y también hacer un buen manejo del suelo y no dejarlo infértil con unas 2 o 3 cosecha. También  se harán  pruebas que se tienen en base a  experiencias en centro américa y todo eso orientado básicamente a que hacemos mejor desde el punto de vista a tener mejor cosecha de yuca más rendimiento por área, hacer un buen manejo del suelo y no dejarlo infértil, con unas dos o tres cosechas”.

OPINIÓN

 

Juan Carlos Mejía – Director Área Transferencia y Tecnología del CIAT.

“Creemos pertinente que el productor debe crear más conciencia de cuándo debe sembrar la yuca, y no solamente empezar a sembrar en una sola época o en una sola siembra, eso es muy importante para jugar con el mercado, o sea si el productor empieza a identificar sus variedades que él siempre ha estado manejando, porque de hecho hay algunos productores que tienen sus variedades favoritas, trabaja con sus variedades favoritas o con otras que nosotros podamos recomendarles. No hacer una sola siembra es decir no poner todos los huevos en una misma canasta, hacer una siembra calendarizada para que tenga cosecha por más tiempo, entonces puede jugar con el mercado, así mismo, apersonarse al CIAT para que ellos nos puedan acompañar en el desarrollo de este proyecto, porque vamos a trabajar también con fertilización, mucha gente dice “pero si no se fertiliza la yuca”,  y es que justamente debemos devolverle algo al suelo de lo que le sacamos, y eso hará que nuestros suelos en el tiempo sean más productivos o al menos nos den una producción sostenible y evitar estar buscando nuevos campos, cuando nuestro mismo campo puede ser mucho más productivo”.

 

Fuente: Publiagro